Modo Ryder cup: ON

Se acerca el final del verano y con el, uno de los eventos más esperados para los aficionados del golf y para los jugadores del EUROPEAN TOUR y la PGA. La Ryder Cup 2018.

Este año los capitanes de ambos equipos se han estrujado la cabeza bastante para completar dos equipos competitivos de un altísimo nivel. El capitán Jim Furyk del bando americano,  incluso ha tardado de más en escoger a su cuarta y última elección pero consideramos que la espera ha merecido la pena y ha escogido con sabiduría.

Sin duda esta Ryder Cup suscita un gran interés y las ventas se han disparado con el regreso del Tigre a una Ryder cup después de una larga ausencia, lastrado tanto por sus lesiones de espalda como por su vida personal. Aunque parece que el Tigre es otro. Sonríe, se para a firmar autógrafos con los aficionados, charla más con sus compañeros. Sin duda se siente un hombre afortunado y existe una nueva versión de él. Muchos comentaristas coinciden en que este jugador no impone como antes pero sin duda sus zarpazos siguen siendo duros y directos. Tiempo al tiempo.

Cierto es que ya lo habían enterrado pero yo le veo muy vivo…

Otro de los alicientes de esta Ryder Cup es sin duda la presencia de Phil Mickelson por delante de otros jugadores a los que se consideraban más preparados o en mejor forma. ¿Podríamos decir que en este caso Mr Furyk es un romántico de la vieja guardia y la idea de una dupla Mickelson/Woods,  podría cargar al bando americano de forma emocional e inspirar a los más jóvenes del equipo? Desconocemos  las razones que se le pueden pasar por la cabeza pero sin duda, hace muchos años que estos dos eternos rivales no se unen bajo el trapo de barras y estrellas y me atrevo a decir que sin duda el espectáculo está garantizado.

Por otra parte, en el bando Europeo, podemos celebrar a viva voz la elección de Thomas Bjorn, que se mostró tajante y defendió su decisión de incluir a nuestro Sergio García dentro de sus 4 elecciones a hacer.

Tras un año algo flojo, mostrando un nivel más bajo de lo esperado para el ganador del Masters 2017, sus palabras algo enigmáticas tras la descalificación del Open, donde parecía dar a entender que su retirada del golf estaba cerca y que su clasificación mundial le alejaba las opciones de poder optar a un puesto en el equipo. Sergio García parece haber superado ese bache y se mostró fuerte anímicamente y recuperando sensaciones en su juego. Sin duda para Thomas Bjorn, el Equipo Europeo eran Sergio y 11 más y con esta ya van 9 convocatorias para defender al Viejo Continente.

Hablamos de Sergio García, pero España tiene otro motivo para celebrar y esperar con ansias esta Ryder y es que el joven bombardero de Barrica, Jon Rahm se ha ganado a pulso su presencia en el equipo, cuajando una gran temporada pero sorprendentemente bajo el radar, ya que sus actuaciones para la televisión americana no eran lo suficientemente atractivas y hemos visto de él, este año, menos de lo que nos hubiera gustado, pero bueno, llega la Ryder y sin duda alguna sí que tendremos en pantalla a Jon dando guerra.

Este año la ciudad de la luz y Le Golf National París. Han trabajado a destajo para aprovechar esta oportunidad y demostrar al mundo que en Francia hay mucho golf y del bueno.

Le Golf National con los años ha acometido mejoras que no necesariamente facilitan el juego, a pesar de haber ensanchado un poco las calles y retrasado ese rough alto que llega hasta la rodilla.

De ahí la infinidad de teorías que se llevan escuchando estos últimos meses de por qué este campo favorece más a los europeos por unas razones y por qué por otras quizás tengan ventaja los americanos. Sin duda alguna Le Golf National no se parece a esos campos americanos con  fairways que parecen pistas de aterrizaje para un Airbus e incrementa el eterno debate entre si el European Tour es más duro que la PGA debido a los campos en los que juegan y la diversidad climática que existe en Europa.

Este campo presenta hoyos donde la necesidad de mover la bola en todas las direcciones es una demanda que obligará a todos los jugadores a sacar lo mejor de ellos mismos, por esta razón queda descartada la ventaja en el bando americano donde sus bombarderos no podrán hacer tanto uso de su poderío para sacar ventaja.

Esto es Golf amigos y aquí puede pasar de todo, queda 1 día para que todas las teorías del mundo cojan forma y desvelen el potencial real de los 2 equipos. Donde todo cuenta y no existen las excusas.

Esto es la Ryder Cup.