¡Ser zurdo está de moda!

Más de 1,90 de estatura, roza los 50 y está considerado el mejor jugador de juego corto del momento (y bueno desde hace muchos años). El pasado lunes 11 de febrero, en los icónicos campos de Pebble Beach, Phil “Lefty” Mickelson, lograba su victoria 44 en el circuito de la PGA con 19 bajo par, para alzarse con el trofeo de un torneo que este año ha dado mucho que hablar en cuanto al aspecto meteorológico y de luz.

Estos aspectos reavivan un debate del que poco a poco los jugadores profesionales están entrando al trapo y, sin pelos en la lengua, dejando claro sus opiniones sobre esta cuestión. Y es que, en Estados Unidos, puede que se estén pasando con el exceso de tiempo que emplean los jugadores entre golpe y golpe, llegando a convertir una ronda de golf de 4 horas en una de 6.

Sin ir más lejos en este último torneo (en el que el clima no ayudo para nada), hubo que suspender una de las rondas por falta de luz, ya que los jugadores no lograron acabar el domingo.

Puede que haya que empezar a implementar el relojito que se está usando en el circuito europeo para agilizar las cosas. Si desean fomentar la práctica del golf y hacerlo más llamativo, quizás el primer paso sea agilizarlo. Aunque ya se han dado pequeños pasos como la modificación de las normas para esta temporada. Link nuevo reglamento rfegolf.

Reflexiones aparte, parece que nada de esto afectó a la concentración de Phil Mickelson, ya que desde la primera jornada decidió acercarse a liderato y no bajarse de los primeros puestos en todo el torneo.

Cabe destacar que, a la friolera de 48 años y para un deporte tan exigente como este donde el nivel físico cada vez adquiere más importancia, Mickelson no muestra síntomas de agotamiento y parece que su técnica mejora con los años. El propio Phil en rueda de prensa tras su victoria, reconocía que son pocos los jugadores que tras superar los 40 o 50 consiguen victorias en el circuito y destacó su gran momento de forma en los greens y alrededor de ellos como clave para sus recientes éxitos.

Y es que Phil es mucho Phil, la elegancia de un swing en estado puro, creando golpes mágicos desde posiciones imposibles, hasta el mismísimo Harry Potter estaría orgulloso.

¡Wingardium Leviosa Phil!

Que gustazo ser zurdo.