14 para Adam

Tras casi 4 años completos sin ninguna victoria por parte del Australiano Adam Scott, por fin cae una nueva victoria para “el niño” de la PGA, y es que con sus 39 años Scott logra por fin dejar atrás los fantasmas del pasado y recupera su mejor versión en el The Genesis Open, torneo del anfitrión Tiger Woods (quien no estuvo muy acertado este fin de semana), logrando así su victoria número 14 en la PGA y convirtiéndose en uno de los jugadores australianos con más victorias en la élite.

Nos alegra volver a ver sonreír a Adam y es que tras unos cuantos años alejado de lo más alto en búsqueda de solidez en todos los aspectos de su juego, añadido a los problemas con el putter y los cambios en la normativa de no anclar el palo al cuerpo, Scott ha sufrido un calvario, llegando a ver en riesgo real su participación como jugador de élite en la PGA en un par de ocasiones.

Parece que este año 2020 ha empezado distinto para él, mostrándose optimista en la entrevista post victoria, donde afirmaba que posiblemente este volviendo a su mejor nivel y quien sabe puede que haya más victorias este año. No solamente lograba la victoria este fin de semana, si no que también vuelve a posicionarse entre los 10 mejores jugadores del ranking mundial ocupando la 7 plaza y desbancando a Tiger Woods que ocupaba esa posición y actualmente se encuentra esta semana en el puesto número 9.

Más mérito si cabe aún haber aguantado el empuje de un recién estrenado número 1 mundial, como es Rory Mcilroy, quién lo intentó hasta el final, pero no logró presionar lo suficiente a Adam como para ponerle nervioso, logrando cambiar su condición de tapado a líder en la última jornada del Genesis Open, debido a los errores de Matt Kuchar y otros jugadores que dejaron solo en la cabeza al australiano.

Reconocido como el golfista con el swing más bonito y perfecto en ejecución por múltiples profesionales, profesores y estudiado en numerosas academias alrededor del mundo, el guaperas con aires de surfista, vuelve a sonreír.

Enhorabuena.