Nueva era

Echando la vista atrás en el calendario de las 2 últimas temporadas del PGA TOUR, cabe destacar la presencia, en lo más alto, de nombres que antes eran completamente desconocidos y que quizás incluso hoy lo siguen siendo para muchos, pero no por ello son menos importantes.

Basta con estudiar las estadísticas, revisar quienes han sido ganadores de los últimos torneos importantes y sus clasificaciones mundiales o el ranking de la fedex cup, para darse cuenta de que la hegemonía estadounidense (en cuanto al número de jugadores americanos que hay en el tour), poco a poco se está diluyendo y dando paso a otro tipo de jugadores más internacionales.

Si al final del año pasado hablábamos del jovencísimo Viktor Hovland (22), quien se convirtió en profesional en 2019 y ya cuenta con una victoria en la élite, a la lista de jóvenes estrellas podemos incluir a Matthew Wolf, Sungjae Im (ganador del HONDA CLASSIC 2020), Joaquin Niemann, Collin Morikawa, Cameron Champ, Abraham Ancer, Aaron Wise. Todos con victorias muy recientes en estos años 2019 y 2020. Algunos incluso habiendo participado en la PRESIDENTES CUP de 2019, un privilegio que muy pocos a tan temprana edad han logrado ostentar.

Sin duda esta “promiscuidad” en la élite nos certifica que el golf y la manera de jugarlo ha cambiado mucho y si antes era difícil, ahora la competencia se esta convirtiendo en “extrema” por calificarlo de alguna manera. Y es que va a ser muy difícil volver a ver un reinado tan sólido como el que tuvo Tiger Woods, siendo número 1 a lo largo de 12 años.

Ya no existe un tirano eterno con el que todo jugador desea batirse en duelo por alcanzar el número 1 mundial y si ya es difícil lograrlo, más difícil es defenderlo. Basta con ver el tira y afloja al que están jugando, actualmente, John Rahm y Rory McIlroy, quien arrebato el título a Brooks Koepka el pasado 10 de febrero y ya ve peligrar su condición de, “el mejor del mundo” menos de un mes después.

La única lectura que podemos sacar del estado actual de este deporte es muy positiva, ya que éstas jóvenes promesas sin duda han llegado para quedarse y ya están pidiendo paso a los jugadores más veteranos, asegurándonos espectáculo mínimo para los próximos 10 a 20 años, hasta el próximo cambio de ciclo.

¿Estaremos ante los próximos Woods, Nicklaus, Palmer? ¿Será esto el comienzo de una nueva era?

Imagen propiedad de: Rob Schumacher-USA TODAY Sports

Copyright: USA TODAY Sports